imagen

EtapaPuerperio

Dentro de los primeros 10 días posteriores al nacimiento deben controlarse vos y tu bebé.

ALIMENTACIÓN VARIADA E HIDRATACIÓN DE LA MADRE

Las reservas nutricionales en las mujeres que lactan pueden estar más o menos agotadas como resultado del embarazo y la pérdida de sangre durante el parto. La lactancia aumenta las necesidades de nutrientes, por lo que requiere de una alimentación variada, adecuada, equilibrada y simultánea, es decir completa en hidratos de carbono, proteínas, grasas y micronutrientes.

Los grupos de alimentos que deben ser consumidos diariamente por la mujer en periodo de lactancia para asegurar una adecuada nutrición  son:

  • cereales y derivados
  • frutas y vegetales
  • leche, yogur y quesos
  • carnes y huevos
  • aceites vegetales (no grasas)
  • agua potable

 Es importante tener una buena hidratación, no menos de  dos litros y medio  de agua por día. La ingesta de líquido  ayuda a la correcta hidratación y protege la lactancia materna.

Durante la lactancia las necesidades nutritivas de la madre se incrementan, incluso en mayor medida que durante la gestación, para suplir el esfuerzo metabólico derivado de la producción de leche materna. Un organismo sano está capacitado para adaptar su metabolismo a las nuevas necesidades de nutrientes. Es importante mantener un estado de nutrición óptimo.

Las demandas energética, hídrica y nutritiva son elevadas si se quiere conseguir una secreción adecuada de leche tanto en calidad como en cantidad, siendo proporcional a la cantidad de leche generada.

La alimentación de la madre debe ser variada y equilibrada, e incluir diariamente alimentos de los grupos básicos que aseguren el aporte de los nutrientes requeridos en esta etapa, adecuando la ingesta energética al nivel de la actividad física.

El consumo de alimentos adicional que se debe dar en la alimentación de una mujer amamantando, va a depender de su peso y por lo tanto de la cantidad de reservas que tenga, así como de la actividad física o ejercicio que realice.

Importante: Es muy importante que consultes con la nutricionista de tu equipo de salud sobre cuáles son los alimentos adecuados en esta etapa para mantenerte saludable y recibas también información sobre tú hidratación.