imagen

EtapaGestación

9 controles durante el embarazo son ideales para que tu bebé crezca sano y fuerte.

PREPARACIÓN INTEGRAL PARA LA MATERNIDAD Y PARA LACTANCIA MATERNA

Se refiere a la asesoría para embarazadas como un complemento del control prenatal donde se brinda educación y contención a la mujer y su familia. Es una herramienta que permite la reducción de la morbi-mortalidad materna e infantil. Muchos estudios demuestran que la PIM reduce un 26% menos las probabilidades de tener un parto por cesárea, 41% menos probabilidades de tener un parto con la ayuda de un fórceps, 28% menos probabilidades de necesitar algún tipo de analgesia o anestesia y 36% menos probabilidades de estar insatisfecha con el parto o tener una opinión negativa al  respecto.

La embarazada debe recibir información específica sobre prácticas que previenen la aparición de enfermedades que ponen en riesgo su salud y la de su hijo, preparación para la maternidad/paternidad, promoción de la lactancia materna y procreación responsable.  Los beneficios de Informar, educar, contener, guiar y apoyar a toda mujer embarazada y su familia se traducen en:

  • Contribuir con los fundamentos del parto humanizado.
  • Cumplir con las leyes de acompañamiento en el trabajo de parto y en sala de partos.
  • Disminuir la morbi-mortalidad perinatal.
  • Disminuir el número de cesáreas innecesarias.
  • Optimizar recursos económicos y humanos.
  • Fortalecer la relación médico-paciente.
  • Evitar complicaciones legales.
  • Crear un espacio exclusivo para la mujer embarazada, favoreciendo la accesibilidad al sistema de atención.

Importante: Podes participar de los talleres para la preparación integral para la maternidad y paternidad. Allí recibirás consejería, asesoramiento e información sobre las etapas del embarazo, puerperio y lactancia.