imagen

EtapaGestación

9 controles durante el embarazo son ideales para que tu bebé crezca sano y fuerte.

ALIMENTACIÓN VARIADA E HIDRATACIÓN DURANTE EL EMBARAZO

El embarazo es un periodo vulnerable de la vida por el aumento de las necesidades.

Es importante no introducir cambios bruscos en la alimentación de la futura madre. La gestación no es el momento para ensayos. La alimentación será, a la vez variada, adecuada, equilibrada y simultánea. Es decir, en cada comida deben encontrarse platos que aporten variedades de hidratos de carbono, proteínas, grasas y micronutrientes.

Los grupos de alimentos que deben ser consumidos diariamente por la mujer embarazada para asegurar una adecuada nutrición  son:

  • cereales y derivados
  • frutas y vegetales
  • leche, yogur y quesos
  • carnes y huevos
  • aceites vegetales (no grasas)
  • agua potable

Beber agua durante el embarazo, es importante para que el cuerpo de la mujer combata la deshidratación, una complicación severa que puede afectar al correcto desarrollo del cerebro del feto. Además, beber 2 litros de agua al día es muy beneficioso para evitar la retención de líquidos propia del periodo de gestación.

El embarazo constituye una de las etapas de mayor vulnerabilidad nutricional en la vida de la mujer. Durante toda la gestación hay una importante actividad anabólica que determina un aumento de las necesidades nutricionales en comparación con el período preconcepcional.

El objetivo principal de la alimentación en el embarazo es lograr que la gestante mantenga un buen estado nutricional cubriendo todos los nutrientes que se encuentran críticos durante esta etapa.

También se incrementan los requerimientos de agua, además de aumentar el peso corporal y es gran parte de éste a causa de un mayor volumen plasmático. Así, se requiere de suficiente agua en el organismo para la formación de líquido amniótico, para favorecer el crecimiento y desarrollo del feto así como también, para enfrentar el mayor consumo energético que se necesita durante la gestación.

Se debe trabajar con pautas alimentarias que lleven a la mujer a alimentarse en forma adecuada en calidad y cantidad, y que se traduzcan a la vez en formas prácticas de mejorar la alimentación y la ingesta. Se deberá ser cuidadoso a la hora de realizar recomendaciones y ajustes.

Importante: Sabes lo importante es que durante tu embarazo y el período de lactancia tu alimentación e hidratación sea variada y regular, asesórate con los profesionales correspondiente en tu centro de salud.