imagen

EtapaGestación

9 controles durante el embarazo son ideales para que tu bebé crezca sano y fuerte.

PREVENCIÓN DE ANEMIA EN EL EMBARAZO

El déficit de hierro representa una problemática prioritaria debido a la gran cantidad de personas que se encuentran afectadas, como también por las consecuencias funcionales que produce. Los grupos de población más vulnerables son los niños entre 6 y 24 meses de edad y las mujeres embarazadas, a causa del aumento de requerimiento de hierro relacionado con la mayor velocidad de crecimiento durante estas etapas de la vida. Esta intervención tiene como objetivo la prevención de la anemia a través de la suplementación con hierro y ácido fólico.

La anemia por deficiencia de hierro tiene consecuencias funcionales adversas que comprometen el desarrollo intelectual de los niños, el sistema inmunitario, la capacidad de trabajo muscular, y representan riesgos durante el embarazo y el parto.

La deficiencia de hierro en mujeres en edad fértil aumenta la mortalidad materna,  perinatal infantil, y favorece el nacimiento de niños prematuros. El 40% de todas las muertes maternas perinatales están vinculados a la anemia  Las embarazadas con anemia tienen un 18% más de riesgo de presentar muerte fetal.

La prevención, como el tratamiento oportuno son acciones prioritarias a incorporarse en la práctica diaria de los equipos de salud en los diferentes niveles de atención.

Debido a lo detallado anteriormente, es preciso visualizar esta carencia como un problema de salud pública con el objetivo de fortalecer las estrategias preventivas a través de un abordaje integral.

Importante: De acuerdo a tus necesidades, en cada control, te entregaran hierro y acido folico en tu centro de atención. Es trascendental que lo tomes según las indicaciones de tu médico.